Archivo de 'Series'

proyecto de rEvolución

Uno de los proyectos en mi cabeza . . . no sabría como hacerlo, así que lo comparto. Si a alguién le interesa participar en la producción o simplemente mirar la evolución del guión mientras se fabrica, puede mirar y comentar el proyecto o el guión.

Aquí solo pongo los títulos de las escenas y el resumen. Aun falta escribir la mitad del resumen, pero creo que ya se ve por donde va, no?

Despertar

El niño se despierta en su cueva, mira hacia afuera por la única ventana y ve el mundo, le parece hermoso. Se voltea y lo olvida, despierta su Auto y se saludan.

Se miran fijamente.

Un ojo cuadrado, la cara de un Auto, la ventana a Dios.

El niño explora amplios mundos en un mundo hecho solo de palabras. Ve y aprende, escribe, dibuja, trabaja, habla con otros niños e Idiotas*.
Afuera en la ventana de la cueva, el Sol baja.
Al final, el niño mira al mundo con nostalgia, con la seguridad de que lo esta perdiendo, a cada momento. Pero vuelve su vista a la cueva y lo olvida. Se duerme.

*Aqui se muestran los conocidos, en ciertos prototipos. 3 o 4. Están todos descontentos y planean reunirse.

Salir

Se dispone a salir. Se ha puesto ropa de estilo, pero la ha arrugado al sentarse a hablar con el Auto. Al mandarlo a dormir, extrae su cerebro. Un pequeño Auto. Saca un cable y se lo conecta en las sienes.

Todo el tiempo va hablando con los que se va a reunir. O los escucha. Monta en un ascensor, desciende cientos de pisos. Sale por una puerta grande, iluminada. Camina por las calles llenas de Autos que cantan con voces gruesas, dentro, los conductores parecen débiles replicas. Llega a una escaleras que bajan hasta un túnel. Desciende hasta unas puertas grandes de vidrio, que no dejan ver casi nada hacia adentro, solo reflejan. El niño se ve a sí mismo encorvado. Se pone derecho, pero su cara sigue dubitativa y entra.

*Se oyen susurros de conversaciones y pensamientos erraticos del niño. Hacia el final, los pensamientos se vuelven hacia “La entrada del Infierno”.

Subterraneo

Bajo las escaleras habían un par de maquinas con tarjetas en su vitrina y pequeñas puertas giratorias. Pasó. Se encontró con una serie de carriles paralelos por los que pasaban Autos muy grandes y rápidos. Paraban y seguían. Paraban y seguían. Paraban y seguían.
Esperó y se montó en uno muy rápidamente, con destreza. Quedó parado en la puerta, en medio de varias personas que se miraban inquisitivamente. Los vio moviendose y los vio quietos. Afuera veía otros Autos con Idiotas igual de cerca entre ellos. También se miraban y lo miraban a él inquisitivamente. Miro sus manos, miró sus pies. Se bajó y corrió hacia afuera. Subió al ascensor y ascendió varios pisos. El Sol le cerró los ojos y le sacó una sonrisa.
Dejó la prisa y se puso a caminar.

*Pensaba en la forma en que la ciudad fue creando un nicho subterraneo para el transporte. Habian cavado tuneles en las montañas y puesto pisos superiores al suelo en diferentes lugares. Habían varios pisos bajo la ciudad, por donde andaban los Autos de Transporte. Entre más abajo se iba, más lleno y bochornoso era el ambiente. Continúa la metáfora del infierno.

Pipol

En el subterraneo habia perdido coneccion con el mundo, podia escuchar musica o escribir o grabar algo, nada mas. Ahora sale, camina y vuelve a escuchar y hablar con la gente.
No ha llegado ninguno. Se sienta y espera un poco. Cerca esta uno de ellos, capturando imagenes. Lo captura a él. Lo siente. Luego se saludan, pero no se queda, se va y sigue capturando y esperando. Llegan dos más abrazados. Sonríen. Saludan y se hablan entre sí. Esperan. Llegan cinco más. Solo conoce a dos. Uno de ellos saluda al grupo sonriendo amplia y descaradamente. Los otros se hablan de a dos, pero se escuchan los cuatro. Esperan un poco más, el niño habla con el ultimo grupo. Se deciden a marchar, pero no a donde.
Igual marchan.

A comer

Llegaron a una tienda con mostrador de comida rapida y exotica. El niñó iba hablando con el líder del ultimo grupo. Pidió su comida despues de él y se demoró más de lo normal.
Su comida consistía en carne envuelta en un crep doblado, con salsas y un par de verduras. A su alrededor vio carne, verduras y salsa en medio de dos panes; formas de harina que contenían carne y verduras adentro, con salsas aparte; un plato de carne de un animal menos comun envuelta en pan delgado, rodeada por una ensalada muy picada y una salsa abundante que dibujaba formas encima de todo; esos mismos panes delgados envolivendo en forma cilidrica un revuelto de todo.

Le pareció lo mismo. Mientras comían hablaban de la sangre y la culpa cargada en nuestros hombros. De peleas e injusticias. De historia.
El líder a su lado habló de revolución. Todos asentían, pero al niño le dieron nauseas y salió en la mitad de la conversación.

En privado

En el baño ya no tenía nauseas, aunque era mas consciente de los olores. Aun así, se apoyó frente al lavamanos y se miró. Y se habló. Al principio con timidez, pero cada vez menos.
Decía que todo aquello era mierda, una revuelta de ratones en la mitad de la jaula. Algo real debía hacerse, algo fuerte. Pero no se le ocurría nada. No se imaginaba como arreglar el mundo, porque no se lo imaginaba bien. Entonces cerró los ojos y vio por un momento un paisaje hermoso y desierto. Su sueño. Abrió los ojos y de nuevo era él.

Alguien hizo ruido, él abrió rápidamente la llave se paso las manos mojadas por la cara, tomó agua e hizo buches. Se retiró para encontrar que sus amigos habían acabado casi todo, pero se entretenían hablando. Lo estaban esperando para que acabara su comida, pero a él no le importó. Salieron.

El espacio Verde

Caminan un poco a la luz de la tarde y para en un espacio verde. Se sientan.
Se ven algunos Idiotas conversando, paseando a sus fieras o sentados por ahi. Algunos niños juegan.
La conversación a parado para él y su grupo. Se escuchan voces de los otros, pero no les pone atención. Se dedica a ver el paisaje y a pensar de lo errado que es. La poca Vida que hay ahí solo resalta por la abundante Muerte a su alrededor.
Uno de los otros niños le habla, una tontería, solo quiere hablar. Quiere hablar de la revolución. Le hace preguntas y él las responde. Termina diciendole que hay que eliminar a todos los Idiotas. Todos se callan.

Es el Silencio que trae la verdad que duele. Piensa.

El Sol se oculta y el mundo se oscurece en ese Silencio.

Hogar, de nuevo, Hogar.

Su silueta dibuja en la oscuridad, detras la ventana de la realidad, parece de un violeta que casi no se ve. Se oyen sonidos de conección y encendido. Despertar de una voz grave, una luz que sube y explota y el saludo del Auto. El niño suspira y le dice que no quiere verlo. El ojo cuadrado se cierra y el mundo oscurece de nuevo.

No quiere dormir tampoco. Mira hacia afuera y nota la falta de Cambio. Sufre y llora, y no sabe porque.

. . . y ahora los titulos de las que me faltan por resumir

El mismo Sueño

Desición

Encuentro

Primer paso: Todo a la hoguera

Segundo paso: Arriba el Suelo

Tercer paso: Defender

Salido de las Ruinas: Levanta la Voz

Cambio de rumbo y perdida

Hoy por hoy, mañana no existe

Epilogo: La esclavitud de los Muertos

La acción

-Si te camuflas en el Suelo y actúas como él, compartes su destino- dijo la sombra de lo real en la noche

Tocándolo suavemente, el niño pensó que su destino era indeseable a causa de su pasado reciente.

-Necesito usar el pasado para crear el futuro que quiero- dijo para sí mismo

-Es la acción del presente la que da forma a los ciclos, lo que hagas te define

-Soy la acción que transforma el mundo, ahora, vivo, antes de terminar en el Suelo como todos los seres

Cayó agradeciéndole a su fuente su movimiento, libertad y poder de acción sabiendo que al acabarse, alimentarían a otros iguales a él.

-Seré el Suelo y entonces mi voz será solo una sombra de mi acción.

Continúa »

La emergencia

-Tendrás que sacrificar tu cuerpo, reducirte a tu mínimo- dijo la sombra

Sintiendo el veneno correr por sus venas y por su aire, el niño consideró su suerte como el siguiente movimiento lógico luego de haber contaminado su fuente.

-Tengo que consumir el veneno que he estado creando- dijo resignado

-El veneno eres tú, lo que consumas te hablará de ti

-Es un estado de emergencia, debo envenenarme conmigo y sobrevivirme, luego podré alimentarme del Suelo de nuevo

Con el veneno en la boca y en los huesos, pensó estar consumiendo el pasado para crear el futuro, igual que el Suelo. Y se sintió motivado a camuflarse en él y actuar como él.

-Prefiero el Suelo a mi, quisiera serlo.

Continúa »

La propiedad

-Has cubierto el Suelo con tu cuerpo para poseerlo- dijo la sombra

Mirandose reflejado en los desechos a sus pies, el niño recordó el Suelo real y su función creadora, ahora opacada ampliamente por su función de soporte.

-No solo me apropié del Suelo, me apropié de lo que hace y puede hacer, lo he forzado a soportarme- dijo arrepentido

-Al adueñarte del Suelo, controlas lo que sobre él se posa y lo que de él se alimenta-

-Me he convertido en el dueño de todo, hasta de los seres que considero mis iguales. He tomado sus vidas y las he hecho parte de mi ciclo, ahora que los he ligado a mi destino, son mi responsabilidad

Escuchando sus apagadas voces, los imaginó encerrados en jaulas, sirviendo a un amo incomprensible que los dirigía desde lejos. Quiso entonces devolverles su destino, para que fueran ellos responsables de sus vidas y sus muertes.

-Voy a liberar el Suelo y todos los seres que sobre él habiten.

Continúa »

La dirección

-Al transformar tu entorno, tu también cambiaste- dijo la sombra

Dejandose llevar, el niño imaginó la destrucción de su entorno, cuidando de no hacerse daño.

-No puedo destruir lo que me alimenta o sostiene sin auto-destruirme- dijo sin pensar

-Tus fuentes son las que te proporcionan tu vida, la parte de tu entorno que necesitas

-El Suelo y el Sol me sostienen y alimentan, son las fuentes de mi vida y mi poder

Abstraído en extrañas formas en que podría canalizar el poder de sus fuentes, le pareció apropiado agradecerles por su vida, con su vida. Les pertenecía, él y lo que de él saliera, incluso sus desechos debían dirigirse a ellos.

-No afecto al Sol, así que voy a dirigirme al Suelo y darle todo lo que tengo.

Continúa »

El veneno

-Eres la voz del mundo, su capacidad de pronunciarse- dijo la sombra

Sosteniendose la cabeza, el niño confesó sentirse enfermo, cansado y débil, como en una neblina de la que no podía salir.

-Necesito apartarme de este veneno- dijo con seguridad

-Este veneno se desprende de lo que has hecho y necesitas para vivir, se desprende de ti

-Son mis desechos los que me envenenan, los ciclos incompletos que quedan rodando por ahí, la negación de las protestas, las frustraciones calladas y las excusas que las tapan

Respirando los desechos de todos esos momentos de fracaso y arrepentimiento, se sintió obligado a parar de producirlos, y empezar a aspirarlos y transformarlos.

-Soy capaz de transformar el mundo, ya lo he hecho.

Continúa »

El cuerpo

Lo que te rodea y te permite sobrevivir, son los desechos de tu pasado, lo que sembraste y nadie puede consumir. Es ese cuerpo que has creado fuera de ti durante todos estos años el que te cubre. Y entre más gruesa se vuelve la capa de desechos a tu alrededor, más lejano te parece lo ajeno, más conocido te parece todo, más seguro.

Estás anestesiado y solo, muy dentro de tu cuerpo real. Usas partes de él, pero la mayoría esta solo para recordarte quien eres. Te has expandido más de lo que deberías. Estás empezando a cubrir el Suelo que te alimenta. El mundo es todo tuyo, lo tienes rodeado.

Continúa »

La fuente

-Eres muy pequeño hijo, no sabes del poder- dijo la sombra

Asintió suavemente el niño, pensando en su costumbre de recibir constantemente los presentes del mundo sin preocuparse por devolver nada.

-He consumido todos los bienes que este mundo tiene para ofrecerme y le he devuelto mis desechos, infértiles e inútiles- dijo con franqueza

-Te son útiles a ti, pues vives gracias a ellos, inmerso en ellos

-No debería continuar sobre-alimentándome, la fuente parecía infinita, pero sé que no lo es

Considerando la naturaleza de su fuente, las grandes cantidades de alimento que producía y desechaba, concluyó que tendría sentido pedirle menos y consumir solo lo necesario. Y más que eso, aprender a producir valor y alimentar a la fuente con sus desechos.

-El proveedor de la fuente tiene derecho a ella, si yo lo fuera, merecería la vida que ahora debo.

Continúa »

La marca

-Despierta! el mundo ha cambiado- dijo la sombra de lo real en la mañana

Despertó el niño consiente del significado de las palabras, y recordó como había sembrado el mundo de sí mismo, apropiandoselo con su marca.

-Me he rodeado de mí mismo, me ahogo en mí- se dijo con dolor

-Has conquistado el mundo

-Esto no es lo que necesito … necesito mucho menos

Mirando a su alrededor y viéndose a si mismo reflejado en todas partes decidió que no necesitaba más de sí mismo. Deseó el placer de lo ajeno, el placer de la fuente que durante tanto tiempo había camuflado debajo de sí. Quiso lo sagrado.

-Me llama el placer ancestral, el goce real.

Continúa »

El nacimiento

Aquí comienza una Profecía de Otro Tiempo

 

Hace mucho tiempo naciste, eras especial y se notaba. El primero de tu raza, la prueba del destino venidero. Creciste con esa necesidad insaciable de probarlo todo, devorar el mundo.

Tus pasos se diferenciaron de los del resto, dejabas claro tu camino. Tus iguales te seguían atónitos, habían vivido siglos sin siquiera notar los placeres que tu habías descubierto por tu cuenta, dejaron sus pasiones por la tuya. No los notaste acercarse, no los veías, estabas absorto en tu sentir, persiguiendo el infinito. Te acostumbraste a que estuvieran ahí, mirando al infinito, intentando adivinar tu pensamiento. Los olvidaste mirando al infinito. Cuando te fuiste, te esperaron como rocas, mirando al infinito.

Continúa »

Página siguiente »

Gathacol.net