Archivo de julio, 2007

Un Dios

No soy un gran fan de la religión, pero la idea de Dios me parece grandiosa, así que pensé que como un comentario al último artículo en el pasquín electrónico, debería publicar mi propio punto de vista sobre nuestra ascendencia religiosa.

Continúa »

Desde otro lugar

Ahora vuelvo a recordar la última vez que sentí la furia de los tiempos pasados derramarse de mis venas y apuntar a mi boca y a mis ojos. El odio al mundo quemando el pecho y la extraña sensación de ser vulnerable en un lugar que lastima con la mirada, con la propia.
Pocos momentos la merecen, ahora los recuerdo como uno solo lejos de aquí, acercandose lentamente mientras que yo corro hacia las montañas por un refugio.
La furia no es mía, sé que es nuestra y está ahí, inmovil, esperando a consumirnos poco a poco hasta el día de la implosión. El cancer es esa parte que solo se empeña en crecer independientemente del resto, no se pregunta, no tiene objetivo, no sabe, no se mueve, crece. Es el cuerpo que ha dejado de ser orgánico, es la lógica del sucidio y la autodestrucción.
Que furia! me siento vulnerable con recordarla, me sentí debil entonces, me siento bien ahora. Aun la siento en las venas y espero ser capaz de canalizarla. Aun la siento lejos y sé que será mi deber entregarme cuando llegue el momento.
Mi furia contra el cancer que la alimenta. Nuestra furia, por toda la anestesiada.

En una esfera gigante

Consciente de estar parado en una esfera gigante, decidió emprender su travesía hacia el otro extremo.
Sabiendo que cualquier paso lo acercaría más a su destino, se quedó relativamente quieto preguntándose cual sería el mejor camino.

dos primeros

Se dice que el primero de nosotros fue creado directamente de otro ser, a su imagen y semejanza, sin la necesidad de una fusión, de una evolución, y el reino entero le fue prometido bajo la condición de no ambicionar aún más.
El motivo de su eventual rebeldía pudo ser ingenuidad, impaciencia por la promesa o curiosidad por la condición, o pudo ser que sintió la soledad, casi tanto como su creador y quiso dar también vida, crear y ser creador. No tenía la intención de reemplazar al antiguo creador, era consciente que le llevaba ventaja en el tiempo y lo quería, así que hicieron un trato, ninguno de los dos volvería a crear otro ser por sí mismo, los crearían juntos.
Renunciaron ambos a la promesa y a la condición, decidieron que sus descendientes heredarían el reino. Tendrían que re-crearse a sí mismos y expirar constantemente de la forma que los creadores lo hicieron la primera vez, para que la soledad y la sensación del infinito no resultaran tan fuertes.

Gathacol.net